Zacapero a su zacapa


 

 

Cena Ron Zacapa en Lemon Grass

Ron Zacapa  (foto-ADH)

 

Por.  Amanda Díaz de Hoyo

 

Después de una grata experiencia con el ron Zacapa, a la verdad que tengo que decir que soy zacapera and proud of it. Resulta que este ron guatemalteco me robó el corazón hace algunos años, cuando tuve la oportunidad de ir a Guatemala con un grupo de periodistas, a catarlo y ver cómo se produce en una de gran altura, esto por encontrarse unos 2, 300 metros sobre el nivel del mar, unos 7, 500 pies.

Fue precisamente en la Casa de las Nubes, en Quetzaltenango, donde conocí a la master blender Lorena Váquez, una mujer petite, pero con un corazón inmenso. En esa ocasión, explicó paso por paso la producción del ron, desde la siembra y cosecha en la zona costera del país, hasta el  embotellado. Siempre enfatiza la calidad de la miel virgen, que tiene según nos explicó Lorena, una composición distinta a la melaza que conocemos en el Caribe. Cuando uno habla con una conocedora como ella, se da cuenta que aunque en Puerto Rico y en otros lugares se produce ron, la clara diferencia radica en la materia prima y la altura donde se añeja el ron. Por eso, Zacapa tiene una personalidad muy propia.

A parte de ello, desde sus comienzos, se trabaja el ron con el sistema de solera, el mismo que se inventaron los españoles para el jerez. Este sistema consta de barricas que se van apilando a manera de pirámide. Las de abajo, las criaderas, son las que tienen los caldos jóvenes –en este caso los rones–, y se siguen acomodando hacia arriba mezclándose unos con otros, hasta lograr la solera –el más alto nivel de combinación de sabores de distintos años– lo que conlleva entre 6 y 25 años. La producción de los rones Zacapa es todo un proceso de paciencia y calidad. Las barricas que usan para el añejamiento, anteriormente añejaron whisky y jerez mientras que en la mezcla final se usan las de coñac.

Cuando se añeja en la costa, el proceso es mucho más rápido y hay mayor oxidación que en la altura. Por ello, el añejamiento en la Casa de Las Nubes permite que se integren perfecta y lentamente los atributos de los rones de distintas edades con los de la madera que los cuida.

A pesar de que Zacapa tiene varias etiquetas de ron de alta gama, el Zacapa 23 y el XO siguen siendo mis favoritos.

Hermosa Botella Zacapa

Detalle del Petate  y la Orquídea Blanca (Foto-ADH)

El Zacapa 23, con su cinta de petate elaborada a mano por mujeres provenientes de una etnia maya, le brinda la elegancia y aristocracia de los indígenas de la zona a la botella de este ron, mientras que la orquídea, simboliza la flor nacional de Guatemala. La botella y su simbología específica, que adelantan un la calidad del ron.  Aunque se usa mucho en la coctelería, como en un Zacapa Tonic, lo prefiero con hielo para disfrutarlo lentamente.

El XO es el emblemático de la casa, con una botella muy elegante, es un ron añejo para tomarse poco a poco, y encontrarle todos los sabores que ha ido acumulando en el proceso de añejamiento.

Para poder apreciar mejor estos rones, existe ya la copa apropiada para ello. Es más pequeña que la del vino, pero a pesar de tener una forma de tulipán al fondo,  abre en los bordes. Esto permite una apreciación organoléptica mayor.

 

Para ver la entrevista con Lorena pueden acceder: http://www.youtube.com/watch?v=wLtXt6irS_o

 

 

Anuncios

Thanks for sharing knowledge and peace.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.