Masi, una cata poco usual


 Wine Massi

Por: Amanda Díaz de Hoyo

Me gustan los retos y la idea de catar vinos en proceso siempre ofrece un cosquilleo de curiosidad. Así me pasó con Luc Desroches, director de ventas para América, Asia y el Pacífico, de Masi Agrícola.

Masi Agrícola es más que una casa productora de vinos, la historia de una familia traducida a los suelos venecianos que brindan sabores del terroir y la uva al paladar. Desde el siglo  XVIII hasta el presente, la familia Boscaini ha estado al frente de una operación que enmarca dentro del vino, toda la cultura que lleva tras de sí esta parte de Italia. La primera adquisición fue en Valpolicella, y luego se extendieron a otras zonas cercanas al Friuli y a Trentino. De Venecia viajaron al Tupungato en Argentina, para expandir operaciones. Con estos datos, y otros que ofreció en su presentación Luc, procedimos a probar distintas uvas. Sí, el mosto de las uvas que se combinan luego para dar personalidad a cada vino de Masi.

Entonces repasamos los sabores al desnudo de cepas como pinot grigio y la verduzzo, que combinadas en forman el blanco  Masianco. Y las tradicionales molinara, corvina y rondinela, de las que se produce el Valpolicella. La pinot grigio es una uva refrescante que con notas herbáceas, minerales y toques de manzana verde.

La verduzzo, que se asocia con la viognier o moscatel, tiene toques de melocotón, miel, mangó y hasta piña, pura fruta. La molinara otorga a los vinos más taninos y ácido fresco. Dicen algunos conocedores que el uso de la molinara va en descenso. Por su parte la corvina es la espina dorsal del Valpolicella. Presenta más acidez y sabores a bayas como las cerezas que profundidad en boca. La rondinella aporta color y cuerpo al coupage.

wine massi bottle

Entre las pruebas de uno y otro, Luc explicó el proceso de appassimento, lo que definió como “la pasión de Masi de secar las uvas muy lento”. El appassimento es el proceso que se usa en el amarone, una versión más refinada del Valpolicella seco, mediante el que se producen vinos muy ricos, con toques dulces y concentrados. Un dato interesante es que los enólogos pueden fermentar sus amarones como dulces –lo que llaman recioto—o secos.

Al vino Campofiorin de Masi se le atribuye revivir e método de ripasso, un proceso en el que se emplean las mismas uvas del amarone y del recioto, en el que las uvas se reúsan y se añaden al vino dejándolas en este entre 10 y 15 días.

En el Valpolicella Classico de Masi añada 2013 el coupage es de 75% de corvina, 25% de rondinella y 5% de molinara, lo que me lleva a pensar que los conocedores de las cepas italianas que dicen que va en descenso su uso, tienen razón.

Derechos reservados©Texto y Fotos. Paquecepas, febrero 2015.

Anuncios

Thanks for sharing knowledge and peace.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.