Los Highligths de mi verano Parte 1


Una de las opciones saludables de desayuno en Red Mango es la avena.
Una de las opciones saludables de desayuno en Red Mango es la avena.

Por: Amanda Díaz de Hoyo

Ya sé cómo se sienten las viñas cuando están en estrés hídrico, con la desesperación de que el agua es bien limitada y nos hace una falta increíble para sobrevivir, particularmente el verano. Si eres del trópico como yo, y del Caribe, más aún, sabes que estamos pasando las de Caín con esto de la falta del agua. No somos los únicos, también pasa en otras partes del planeta, y todavía hay quien dice que no existe el calentamiento global.  La falta de agua es culpa nuestra pero eso es tema de otro blog. A parte de este inconveniente, y de los problemas fiscales locales e internacionales, mi mejor refugio ha estado en los pequeños placeres  que la vida trae: la playa, los vinos, la familia, los amigos, los espíritus, y más vino.

Claro, que con la influencia de Baco todo se pasa mejorcito. Al menos se nos olvida un poco ese estrés cotidiano. Este verano va, so far so good, quizás porque es tiempo de andar disfrutando del mar a cada rato.

Recapitulo entre una cosa y otra lo mejor de esta parte de mi verano. Desde desayunar en Red Mango, uno de mis lugares favoritos de almuerzo saludable y de yogur con frutas –con todo en balance– pasando por la celebración de los 3 años de la revista Buena Mesa, una asignación en Casa de Campo, y eventos de vinos, l icores y cerveza, sé que esto no termina, sino que se toma un break en julio. Eso sí todo matizado con mis frecuentes visitas a la playa, como buena puertorriqueña.

Con frecuencia me preguntan  ¿cómo evaluar los vinos y la gastronomía? Para comer bien, tengo que haber comido mal, para beber bien tengo que haber bebido mal, a esto se le otorga el estudio minucioso de los detalles, y la experiencia en la agricultura como extensionista del Colegio de Ciencias Agrícolas de la UPR, Mayagüez.

Manuel Esteban Martín, de la bodega Montebaco, chef Lorraine Colón, y Jeremy Dávila Hoyo.
Manuel Esteban Martín, de la bodega Montebaco, chef Lorraine Colón, y Jeremy Dávila Hoyo.

Aclarado este punto porque la vida de una bloguera es así como la de un saltimbanqui.

Vamos, que entre vivir la  percepción de la nueva agricultura local, que bauticé como los noveaux jibaros,  y de la que me creo parte aunque sea por lo que planto en tiestos, hasta la mejor mesa, hay que aprender de todo en esta vida.

Entre una cosa y otra, estuve compartiendo con  Manuel Esteban Martín, de la bodega  MonteBaco, con quien compartí el Semele 2005 y el 2012,  un coupage de tempranillo con merlot de lo más interesante, que me pareció buena calidad por precio, por ser expresivo y rítmico para los nuevos consumidores. Ya conocía los Montebaco, porque  los compro desde hace un tiempo pero llegar al Semele, que se llama así en honor a la madre de Baco, me deja ver la expresión de la uva en manos de un enólogo creativo como César Muñoz.  En esa ocasión los dos Montebaco degustados fueron de la misma añada,  2010 con la salvedad de que el Vendimia Seleccionada pasa por un proceso de escogido en tema de viñedo y barricas. Son buenos vinos para el precio y mejores cuando se combinan con los platos de la chef y amiga Lorraine Colón.

Semele 2012, un vino dinámico.
Semele 2012, un vino dinámico.

Otro de mis querendones, de valor por precio, se rejuveneció con la nueva etiqueta: el Undurraga. Entonces, de una etiqueta que evocaba pasado, lleva otra que se dirige a la marca y a la persona que la compra: U. Very nice work.

Entre vinos y cenas tomamos otras cosas, una de mis favoritas es el agua San Pellegrino, con frutas como el limón, la china roja siciliana –lo aclaro porque la blood orange de por acá que he probado es más agria que una garata en el Capitolio—la toronja, la clementina –híbrido de mandarina con naranja agria—y la de china con granada. Todas representan opciones no sólo para la coctelería sino para cuando uno no puede o quiere ingerir bebidas alcohólicas en una actividad.

Son varias las propuestas de sabor de la exquisita agua San Pellegrino.
Son varias las propuestas de sabor de la exquisita agua San Pellegrino.

Estuve jangueando en el evento de Segura Viudas Pop, que quedó sencillamente espectacular y en el que con el cava de esta casa, se presentan diferentes maneras de servirlo en cocteles de verano. Playful pero lo prefiero solito.

La autora de este blog admira una de las obras presentadas en el evento Segura Viudas Pop en San Juan.
La autora de este blog admira una de las obras presentadas en el evento Segura Viudas Pop en San Juan.

Como cierre, les tengo que recomendar La Parrilla en Luquillo. Lo que antes eran unos kioscos, ahora se ha convertido en un hervidero de aromas, unos buenos y otros cuestionables, colores y música que va desde bachata y reguetón –which I hate—hasta Lounge. Allí, en el primer espacio está La Parrilla, que sigue siendo mi lugar favorito para comer pulpo en ensalada al estilo puertorro. Eso sí, tienen que ir con paciencia porque esto es para disfrutar y se llena el cómodo local.

Ensalada de pulpo con tostones al estilo La Parrilla, Luquillo.
Ensalada de pulpo con tostones al estilo La Parrilla, Luquillo.

Se me acaba el espacio y todavía no término…pronto vendrá la parte 2.
Paquecepas by Amanda Diaz de Hoyo is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License

Anuncios

Thanks for sharing knowledge and peace.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.