Acomodando Vinos en Casa


 

20161002_152432_hdr-1
Una de las alternativas para nuestro espacio está en las cavas tipo nevera.

Por: Amanda Díaz de Hoyo

 Cuando la afición al vino significa sacrificar espacio en la nevera de la casa para acomodar las botellas, y dejar los vegetales y las frutas a merced de los cambios de temperatura del cierra y abre del refrigerador, tenemos un problema serio.

En casa, teníamos una cava que considerábamos cómoda, para algo así como 36 botellas. Pero qué va, con el tiempo se llenó y las nuevas botellas adquiridas fueron emigrando a la nevera de la cocina, como si nos fuéramos a tomar los vinos rápido luego de colocarlos.

En algún momento pensamos hacer una cava en el área de un clóset, añadir los elementos básicos como estantes, sistema de refrigeración, iluminación, controles de humedad, pero en lo que pensamos y sacamos los números de cuánto saldría, decidimos que nuestras prioridades estaban en otras cosas.

Por esas casualidades, un día mientras íbamos de shopping vimos una vinera con cabida para 155 botellas.  Vimos, literalmente el cielo abierto, pues con ella se resolvería la sobrepoblación de botellas en las dos neveras y, por fin, despejaríamos la gaveta de frutas y vegetales para darle paso a lo que se supone que allí esté, no media caja de botellas de un vino y tres de otro.

Antes de decidir si quieres hacer una inversión como esta, saca números y mira cuántas botellas tienes, cuál es tu consumo y si tienes  planes de convertirte en coleccionista de vinos. A decir verdad, tenemos unos de copeo de lo más aquél y otros para ocasiones especiales.

Si crees que no vas a tener muchas botellas, puedes optar por las cavas que se acomodan bajo los estantes de la cocina. Estas pueden ser de gran ayuda.

En casa, preferimos tener las dos cavas porque evidentemente seguiremos con esto de los vinos por buen rato, ya que los comento en este blog y en otros escritos.

Toma en cuenta el área donde la vas a colocar. Acá en el trópico, prefiere que esté en una zona donde no le dé luz solar a la pared porque el cemento  concentra demasiado calor. Además, que haya circulación de aire, pues los motores de estas neveras emiten calor.  Prefiere un área donde el piso sea parejo cosa de que no haya desniveles.

Al decidir por una nevera de vinos, verifica que puedas acomodar tanto los tintos como los blancos. A pesar de que seas un tinto freak, siempre un blanco viene bien y viceversa.

Las de doble profundidad permiten mejor acomodo y si tienes varias botellas del mismo vino, coloca unas adelantes –que posiblemente te las tomarás—y ve dando rotación a las demás.

20161002_162329_hdr
Vinos en espera de mudanza, de una nevera a una cava.

¿Qué vinos van acostados y cuáles van parados? Los champanes y espumosos pueden ir de pie, de lo más bien y se benefician de esta posición.  Los vinos fortificados también menos los oportos Vintage cosa de disminuir cambios en el sedimento.

Prefiere una cava que se amolde a la decoración del área, máxime cuando se trata de incorporarla a una zona común de la casa. Ese es nuestro caso.

Si crees que no tienes espacio suficiente para tus vinos, entonces opta por la opción de almacenaje en bodegas privadas. Shop around y luego decide.

 
Paquecepas by Amanda Diaz de Hoyo is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License

 

Anuncios

Thanks for sharing knowledge and peace.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.