En cuestión de pastas, no sacrifico calidad


 

 

 

IMG_1144
La Chef Zulaida Escobar, de El Atelier de Cocina Abierta en San Juan, Puerto Rico.

Por: Amanda  Díaz de Hoyo

En el mundo culinario se piensa que preparer una pasta al dente es facilísimo. En casa, mi mama la agregaba al agua hirviendo de una olla profunda que estaba presazonada con sal, y con algo de aceite de oliva. En esos tiempos, la pasta que había en casa era de una caja azul, llamada La Rosa, y nadie se preocupaba si era orgánica o libre de gluten. Claro, para mí era la mejor pasta del mundo pues el componente de cariño maternal no faltaba.

Ah, pero los tiempos cambian y con ellos los estilos. En un viaje a la Toscana, me topé en la casa del Conde de Poppiano, Ferdinando Guicciardini, con la Marie, quien comandaba la cocina. Ella me llegó a comentar que solo usaban la pasta Barilla por su calidad, pues es la que más se parece a la fresca. Digo, si lo dice una italiana, hay que creer con fe. Desde entonces, la pasta que hago en casa es de esa marca pero ¿por qué? Fácil, es la que mejor me queda, al dente, y luego de ver una presentación en La Cocina del Atelier, en la que la chef ejecutiva Zulaida Escobar Rivera, mi forma de preparar el agua para las pastas cambió. Solo agrego sal al agua, espero que hierva  y agrego la pasta, la que prefiero integral cada vez que se pueda. El aceite de oliva, lo agrego luego de enfriarla un poco y escurrirla bien.

Eso sí, hay varias  cosas con las que no puedo transar, una me gusta el aceite de olive extra virgen, el buen queso, y uso orégano de hoja Chiquita cultivado en casa, al igual que la albahaca.  En vez de 8 minutos, como sugiere la chef, la dejo 10 minutos porque a mi humilde entender queda un poco más suave pero al dente. No sé si se trata de la olla, la estufa eléctrica versus la de gas, pero el experimento con el tiempo medido a 8 deja la pasta un poco cruda.

 

IMG_1145
Los vegetales frescos no pueden faltar a la hora de preparar la salsa y los complementos de una rica pasta.

 

A la verdad, que una buena pasta nunca falla y combinarla con un chianti clásico de los que hay varios en el Mercado pero si consigues los de Poppiano mejor, si la salsa lleva carne roja o salsas de tomate, una ensalada verde con vinagre balsámico y más aceite de oliva, algo de pan fresco con ajo es comida de momento zen, en familia.

 

 

Paquecepas by Amanda Diaz de Hoyo is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s