Sangría, vino y sabores


El detalle de la botella, que muy bien puede reusarse, es que cuenta con su propia tapa a pruebas de extravíos.

En cuestión de sangrías, todos tienen una receta favorita. Desde Fido en Mayagüez hasta la más artesanal que consigas es una bebida cultural, controvertible, deliciosa y hasta terapéutica.

Cultural: Solemos pensar que por nuestro herencia espanola la adoptamos pero entre todos los artículos on line, sobre su procedencia el más atractivo para los antillanos, moi incluída, es el de la autoría de Ana Vega Pérez de Arlucea, en el site Degustalarioja.com. Ella afirma que viene de la palabra inglesa sangaree, bebida de las colonias antillanas británicas. Para quienes le gustan las fechas, dice que “para 1694 y en la isla de Martinica se hacía vino de Madeira mezclado en una jarra con azúcar, zumo de limón, un poco de canela y clavo en polvo, abundante nuez moscada y una corteza de pan tostado” citando al francés Jean-Baptiste Labat quien en 1722 recoge la receta en su libro Noveau voyage aux isles de l´Amerique. Entonces vale pensar que el concepto fusión culinaria viene de siglos y no de modas recientes. Y de por sí, para los más arraigados tradicionalistas puede tornarse controvertible, desde la receta hasta la procedencia.

Terapéútica: Sus propios ingredientes le dan atributos terapéuticos. La vitamina C del limón ayuda a aumentar el sistema inmunológico, previene el escorbuto –de eso padecían mucho los navegantes de antaño–, es anticéptico, mejora la circulación y la digestion. El vino ayuda a la circulación, contienen resveratrol, es antioxidante y relajante. La nuez moscada es antiinflamatoria, antibacterial, anticonvulsive y desintoxificante. La canela es antiinflamatoria, puede ayudar a bajar el azúcar en la sangre y mejora la digestión. Con mucho hielo, y en tiempo de calor baja el estrés al que se somete el cuerpo cuando la humedad está alta y no hay ánimo de ingerir alimentos calientes. Repone las vitaminas perdidas mediante el proceso de sudoración.

La yerba buena fresca y el hielo mis dos aliados para alargar la sensación de frescura en paladar.

Entre las opciones que tenemos fuera de hacer nuestra propia sangria, están algunas marcas locales comerciales y artesanales. Los precios varían según la calidad de los ingredientes con que la producen. La asociamos con España por que se aceptó como propia esa bebida, paticularmente en verano. Tiene tanto arraigo por que va bien sola o con comida.

Ahora, la mejor parte de escribir sobre este elixir contra el calor tropical: servirme un vaso con hielo, de una Sangría de pintoresca botella: la Lolea.

Mi paladar en seguida detectó las frutas y especias, particularmente la china dulce, la lima, la cana y el clavo. Para intensificar los sabores, le añadí yerba buena fresca, lo que me permitió alargar un poco más el frizzante del vino en el post gusto.

Este ejercicio resultó interesante por varias razones: todos tenemos historias con alguna sangría sea por la receta o por el exceso. Por ello, seamos responsables y equilibrados al comer y al beber.

© Amanda Díaz de Hoyo and Paquecepas.com, 2018. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Amanda Díaz de Hoyo and Paquecepas.com, with appropriate and specific direction to the original content.

Anuncios

Un comentario en “Sangría, vino y sabores

Thanks for sharing knowledge and peace.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.