Sangría, vino y sabores


El detalle de la botella, que muy bien puede reusarse, es que cuenta con su propia tapa a pruebas de extravíos.

En cuestión de sangrías, todos tienen una receta favorita. Desde Fido en Mayagüez hasta la más artesanal que consigas es una bebida cultural, controvertible, deliciosa y hasta terapéutica.

Cultural: Solemos pensar que por nuestro herencia espanola la adoptamos pero entre todos los artículos on line, sobre su procedencia el más atractivo para los antillanos, moi incluída, es el de la autoría de Ana Vega Pérez de Arlucea, en el site Degustalarioja.com. Ella afirma que viene de la palabra inglesa sangaree, bebida de las colonias antillanas británicas. Para quienes le gustan las fechas, dice que “para 1694 y en la isla de Martinica se hacía vino de Madeira mezclado en una jarra con azúcar, zumo de limón, un poco de canela y clavo en polvo, abundante nuez moscada y una corteza de pan tostado” citando al francés Jean-Baptiste Labat quien en 1722 recoge la receta en su libro Noveau voyage aux isles de l´Amerique. Entonces vale pensar que el concepto fusión culinaria viene de siglos y no de modas recientes. Y de por sí, para los más arraigados tradicionalistas puede tornarse controvertible, desde la receta hasta la procedencia.

Terapéútica: Sus propios ingredientes le dan atributos terapéuticos. La vitamina C del limón ayuda a aumentar el sistema inmunológico, previene el escorbuto –de eso padecían mucho los navegantes de antaño–, es anticéptico, mejora la circulación y la digestion. El vino ayuda a la circulación, contienen resveratrol, es antioxidante y relajante. La nuez moscada es antiinflamatoria, antibacterial, anticonvulsive y desintoxificante. La canela es antiinflamatoria, puede ayudar a bajar el azúcar en la sangre y mejora la digestión. Con mucho hielo, y en tiempo de calor baja el estrés al que se somete el cuerpo cuando la humedad está alta y no hay ánimo de ingerir alimentos calientes. Repone las vitaminas perdidas mediante el proceso de sudoración.

La yerba buena fresca y el hielo mis dos aliados para alargar la sensación de frescura en paladar.

Entre las opciones que tenemos fuera de hacer nuestra propia sangria, están algunas marcas locales comerciales y artesanales. Los precios varían según la calidad de los ingredientes con que la producen. La asociamos con España por que se aceptó como propia esa bebida, paticularmente en verano. Tiene tanto arraigo por que va bien sola o con comida.

Ahora, la mejor parte de escribir sobre este elixir contra el calor tropical: servirme un vaso con hielo, de una Sangría de pintoresca botella: la Lolea.

Mi paladar en seguida detectó las frutas y especias, particularmente la china dulce, la lima, la cana y el clavo. Para intensificar los sabores, le añadí yerba buena fresca, lo que me permitió alargar un poco más el frizzante del vino en el post gusto.

Este ejercicio resultó interesante por varias razones: todos tenemos historias con alguna sangría sea por la receta o por el exceso. Por ello, seamos responsables y equilibrados al comer y al beber.

© Amanda Díaz de Hoyo and Paquecepas.com, 2018. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Amanda Díaz de Hoyo and Paquecepas.com, with appropriate and specific direction to the original content.

Anuncios

Vinos orgánicos, biológicos y veganos


Hace par de semanas tuve la oportunidad de probar unos vinos veganos. Ya en mis aventuras había estado expuesta a los vinos orgánicos, los biológicos, los naturales y ahora me tocaron los veganos. Si ya de por sí esto del vino parece complicado parece que con tantas tendencias de alimentación las cosas se entrelazan.

Se me ocurre que vale la pena intentar de definir en qué consiste un vino sea orgánicos, biológicos, vegano en las palabras más fáciles de recordar posibles.

Antes de proseguir la cuestión primordial es saber si el vino que te tomaste es de tu agrado. Si la contestación es afirmativa, entonces hay que buscar más datos. Si el vino era una pesadilla, es mejor olvidarlo.

Esta combinación de cepas Chardonnay y Moscatel del vino Chaval es un ejemplo que un vino vegano.

Vinos orgánicos- Se supone que orgánicos son los vinos que se producen de uvas cultivadas sin productos químicos comerciales, ni abonos de la misma índole. Cada zona productora tiene fincas certificadas en cultivos orgánicos que cumplen con las reglamentaciones emitidas por entidades certificadoras. Las leyes pueden variar de país en país y según la circunstancia vigente.

Se supone que los enólogos no le añadan sulfitos adicionales a los naturales del vino.

Fíjate en la etiqueta, si dice que está hecho de uvas orgánicas, piensa en que tiene adición de sulfitos. Por ello, no es un vino orgánicos, solo las uvas.

La etiqueta es la clave porque para todos los vinos certificados hay sellos de las entidades reguladoras.

Vinos biológicos- Son básicamente lo mismo que orgánicos, en los que se respeta la naturaleza sin añadir químicos comerciales, ni para la vid ni para los suelos donde se cultiva.

Vinos biodinámicos- Son los vinos producidos en viñedos en los que se practica este tipo de cultivo, en el que el agricultor, además de seguir los preceptos de respeto al planeta, entiende que el viñedo se ve como un ecosistema complejo. Por lo general, se sigue la filosofía de Rudolph Steiner, un académico austriaco, que durante la década de los años 20, integró la ciencia y la espiritualidad. Los viñedos se plantan de conformidad con el calendario lunar, entre todas las prácticas sustentables que requiere la vitivinicultura ecológica u orgánica.

La vitivinicultura biodinámica eleva aún más los estándares del vino.

Vinos veganos- Para quienes siguen un estilo estricto de veganismo, tranquilos, pueden escoger vinos veganos. De hecho, estos se añaden a mi experimento de cata más reciente.

Son los vinos que durante el proceso de clarificación no se les añade clara de huevo, o caseína, una de las proteínas de los lácteos.

Aclaro lo que es clarificación, a modo de repaso. Es el proceso de remoción de residuos o impurezas de las uvas o de las levaduras antes de embotellarlo.

A fin de que sea vegano, las bodegas sustituyen las proteínas de procedencia animal con las de origen vegetal.

De este modo, quienes llevan un estilo de vida vegano puede disfrutar del vino.

© Paquecepas.com by Amanda Díaz de Hoyo, 2019. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Amanda Díaz de Hoyo and Paquecepas.com with appropriate and specific direction to the original content.

Petit Verdot: Acompañada o Sola


La cata interesante de Dehesa del Carrizal, calidad, tipicidad y buen precio.

Por: Amanda Díaz de Hoyo

Mi fascinación con la cepa Petit Verdot comenzó hace años, cuando eran muy pocos los enólogos que le apostaban a esta cepa para producir un monovarietal. Claro, el primer encuentro fue con un vino californiano y desde entonces, pude apreciar la uva en su expresión con toques de eucalipto y frutas rojas y al final con mineralidad. En los pasados días, tuve la grata experiencia de degustar un Petit Verdot de la Finca Caíz del Carrizal, de Toledo, en España, que más abajito les cuento.

Algo de la Cepa

La cepa Petit Verdot es de maduración tardía y de climas más cálidos. Resulta fácil entender que con el calentamiento global de muchas zonas productoras de la vid, pueda desarrollarse con buena facilidad dentro de la climatología retante. Su potencial ha despertado muy bien en zonas productoras de España, Chile, Australia, Argentina y Perú, entre otros lugares. Es una cepa que no es profeta de su tierra original, el sur de Francia.

Por lo general, forma parte de la mezcla tradicional bordelesa, la clásica que muchos enólogos mundiales han adoptado: Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y Merlot. Entonces un por ciento bajo de Petit Verdot se añade para agregar estructura tánica, color intenso –más azul que rojo– y notas herbáceas de salvia y violeta.

La Petit Verdot Acompañada

Buscando en mi archivo sensorial, es decir mis vivencias vinícolas, tuve un buen encuentro con un blend del valle de Walla Walla, en el estado de Washington. El vino bajo la etiqueta L´Ecole, añada 2013, lleva una mezclar armoniosa al estilo bordelés con por cientos bajos de dos uvas adicionales: la Malbec y la Petit Verdot. En ese juego de sabores: la Petit Verdot aporta toques de grafito y más fuerza tánica.

El vino es robusto, complejo, con capas de sabores que se desarrollan bien en copa. De buena evolución a pesar de su juventud. No sé si pueda esperar hasta el 2021 para abrir otra botella. Ya veremos.

La Petit Verdot Sola

Ahora les cuento del Petit Verdor de la Finca Caíz del Carrizal 2015. En buena disposición de cocinar en casa, me puse a inventar una ensalada de aguacate Wilson Popenoe –variedad que llamamos en Puerto Rico, el pezcuesú– tomates, cebolla, y recao, para acompañar unas habichuelas guisadas con calabaza y arroz con longaniza. Todo un festín de domingo a media tarde. Claro, para ir analizando sabores, lejos del estrés de una cata formal, me serví la primera copa a medida de que se mezclaban sabores, aromas y calor.

Pleno verano, consola de aire a todo dar, el Petit Verdot comenzó a desarrollar sabores finos de frutas como ciruelas maduras, intensas que con la mezcla del recao y el aguacata se amoldaron muy bien a mi paladar. Eso sí se lució con las habichuelas y calabaza, con esos toques ahumados leves.

Ahí me fijo bien en la filosofía de la bodega Dehesa del Carrizal, que produce vinos de pago: En armonía con la tierra. Sí, en efecto, al menos va con la comida tradicional de mi tierra y lo seguiré probando con distintos platos.

Es posible encontrar buenos Petit Verdot a precios cómodos. Los de España, por lo general provienen de Mentrida, Jumilla, Castilla La Mancha y Almansa.

En Chile se producen en la zona de los valles de Colchagua y Maipo mientras que los de Argentina provienen de Mendoza, del valle del Uco.

De California podemos encontrar Petit Verdot de Napa, del Valle Central y de Washington, de Walla Walla.

Las variaciones de sabor dependerán del terroir y otros aspectos del proceso de vinificación por lo que resulta divertido comparar una región y otra.

Son vinos que fácil aguantan una guarda de 5 a 10 años, requieren decantarse y van bien con una gran variedad de platos de la cocina latinoamericana.

© Amanda Díaz de Hoyo and Paquecepas.com, 2018. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Amanda Díaz de Hoyo and Paquecepas.com, with appropriate and specific direction to the original content.

Wine Masters, Cinematografía y Vinos


Con cada vino hay tiempo e historias.

Amanda Díaz de Hoyo

Aprender de vinos es proporcional al acceso que tengas a la tecnología y al deseo de emplearla correctamente. Existe valiosa información educativa sobre vinos disponible en diferentes plataformas. Desde apps para escoger vinos, leer las etiquetas, buscar las fichas, hasta maridajes y lo que falta por hacer en la enología.

Una manera relativamente fácil de adentrarse en la cultura del vino está en el proyecto Wine Masters Series que comenzó la plataforma Vimeo para sus primeras temporadas pero ha sido tal el éxito que ahora se amplia aún más.

Wine Masters Series son documentales muy bien realizados que muestran la cultura, la cara y las vertientes del vino en diferentes zonas productoras del mundo. Las primeras temporadas se enfocaron en Francia e Italia. El éxito de estas dos temporadas ha propiciado que se esté filmando la tercera en España y se planifique ya la preproducción de la cuarta temporada.

Además de todas estas notas entusiastas, se contempla establecer el Wine Masters Channel con diferentes series educativas, de viaje y de noticias sobre el mundo del vino. Con esta parte me siento más que emocionada pues la tecnología bien usada promueve que se amplien los horizontes y nos adentremos a nuevas maneras de ver la agricultura, el vino y la gente que trabaja en todas las fases de esta agroindustria multidisiplinaria.

Ya para septiembre, el Wine Masters Channel puede verse mediante la versión renovada de www.winemasters.tv, y las aplicaciones para Apple TV, Android, Roku, Amazon Fire, LG TV-app, y Samsung TV- App.

Las series están disponibles actualmente en Vimeo on Demand, I Tunes, Amazon y Google Play.

Mi experiencia con los documentales de Wine Masters comenzó en las redes sociales.

Supe de este proyecto cuando recién comenzaba a dejarse conocer. Esto por estar en los grupos de Beer Wine Spirits Network, Food and Wine Bloggers. Klass de Jong, de Farmhouse TV-Films me dejó saber del mismo mediante una de las redes sociales, con ese entusiasmo de firmeza en lograr su cometido. Por eso el detalle del vino va un poco más allá al unirlo con cinematografía y pasión. Desde los Países Bajos, se afianza en la televisión alternativa para este proyecto que ya cuenta con miles de seguidores en el mundo entero. No worries, que está en inglés.

Desde que vi la calidad de la edición, la información y la participación de diferentes enólogos quedé fascinada. Estas series me han hecho volver a recorrer los campos que en algún momento visité mientras hacía mis artículos periodísticos para medios locales. Estoy ansiosa de ver la de España, y ver la posibilidad de que documenten los vinos de Chile y Argentina. A esperar con calma y vino en copa.

© Amanda Díaz de Hoyo and Paquecepas.com, Timetravelslife.com 2018. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Amanda Díaz de Hoyo and Paquecepas.com, Timetravelslife.com with appropriate and specific direction to the original content.

El Arte convertido en Queso


Amanda Díaz de Hoyo

Batard de limón, con queso ricotta y miel.

No todo el que mastica, come. No todo el que critica hoy por hoy la cocina, sea de alta, media o baja intensidad se ha quemado en un fogón, o le ha sacado la tierra a una yuca antes de encerarla. Con esta línea de pensamiento inicio mi aventura peculiar en la recién estrenada quesoteca de Miramar, Barra de Quesos.

Sí es una quesoteca, cheese bar, dónde apreciar el queso te lleva a viajar al pasado para traerte de regreso. ¿Máquina del tiempo? No. Es que cuando comes un queso artesanal, bien hecho, te das cuenta de que ya pasaste de grado del queso mundano de todos los días para convertir tu paladar en una celebración de texturas y sabores. De momento piensas que no todo lo que comiste antes guarda el esmero y calidad de lo que tienes frente a ti en este acogedor lugar.

Obviamente, para darte cuenta de la calidad del queso y de lo que lo acompaña tienes que darte el lujo de ir a una cita a ciegas, a ver cómo te va. Para ello, Rosa Ávalo Franceschi, ingeniera de profesión, turófila –amante del queso, por si acaso– y experta en quesos, quien cofundó la primera fábrica de quesos artesanales en la Isla, escogió un local en Miramar, en la avenida Ponce de León para degustar, maridar, combinar y comprar quesos artersanales de diferentes zonas productoras. Para acompañarlos, el comensal tiene gratas opciones entre los vinos que trabajan muy bien con los ingredientes y sazones de las tablas y platos a base de queso.

¿Qué me hizo revivir la explicación de Rosa sobre la preparación del queso artesanal? ¿Qué causó que me reenamorara de un cava para el batard de limón? Esas dos preguntas son las que me permiten narrarle las experiencias culinarias que son parte de la cultura gastronómica familiar. Sí, todos las tenemos, unos más que otros…

Mientras Rosa explicaba cómo la leche se convierte en queso, me fuí al accidente natural en el que leche que sobra se corta, se cura con sal, limón y se cuela con paños de algodón, como lo hacía mi abuela Sole y mi mamá, con leche traída de la finca. En esa época teníamos una vaquita Holstein de lo más aquél. En el mundo del queso, que conste, no solo la vaca aporta la materia prima.

El queso es el brinco de la leche a la inmortalidad, como he leído en algún texto o la forma más disimulada de que un alimento nos encante.

Luego de que Rosa terminara la presentación probé varias de las tapas y quesos que están disponibles para los comensales y un cava. Ya tenía el recuerdo de años idos de infancia hasta que el batard de limón se mezcló en mi boca con las uvas. Entré en una dimensión diferente. Los demás comensales estaban en Miramar, yo en Cataluña. Por eso me hizo viajar en tiempo y espacio, bien a lo película de SciFi.

Viajé en tiempo y espacio con esta cava, la Jané Ventura Brut Nature. Melodía para mi paladar.

El cava interactuaba con su CO2 con los compuestos grasos del queso, la fruta de las uvas Xare.llo, Macabeu y Parellada, muy frescas despertaban los toques especiados y herbáceos del queso con el ácido cítrico del limón, y los minerales de la sal tanto del queso como del vino se confundían como común denominador de ambas propuestas.

Precisamente con el Jané Ventura como mejor compañero de este viaje sensorial me mantuve el resto de las opciones y tablas presentadas. No me falló y se mantuvo fresco en copa.

¿Jané Ventura? Ese nombre es música para mis oídos, es caminar por El Vendrell en Cataluña, con mi compañera de ese viaje, mi madre, quien no podía dejar de admirar el Mediterráneo. Sí, y es más música todavía cuando te das cuenta que el mismo gran maestro Pablo Casals, naciera en ese pueblo catalán. Entonces, la música del cello se hace meritoria.

Este tipo de reconexión entre un plato y un vino es el que hace que la experiencia culinaria adquiera nuevas dimensiones.

Den la vuelta por allá, en la avenida Ponce de León, número 954. ¿Sería conspiración del maestro Casals, que escogieran un lugar frente al Conservatorio de Música de Puerto Rico?

Para más datos, horarios, reservas, pueden llamar al 787-979-1515 o visitar la página de Facebook Barra de Quesos.

© Amanda Díaz de Hoyo and Paquecepas.com, Timetravelslife.com 2018. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Amanda Díaz de Hoyo and Paquecepas.com, Timetravelslife.com with appropriate and specific direction to the original content.

Almaviva entre Amigas


El ejercicio de la cata, los sabores y las texturas hay que vivirlo a tono con las realidades de la cocina local, sea donde estés. Esto no se aprende tocando de oído sino viviendo con atención los pequeños detalles que permiten esa relación de igual a igual entre la comida y el vino.

Esto lo traigo a colación luego de que la productora del programa Contigo Siempre, en el que participo par de veces al mes en Canal 13, se me acercara para comentar que había estudiado lo que se dice del vino en sitios on line pero “no era lo que esperaba”. Si bien, estos temas son genéricos para abarcar mayor lectorado, la realidad gustativa es otra. Being there, done that.

Vieiras, no bacalao porque no tomé la foto. Simplemente me lo comí. Pero estas son al estilo chef Juan Peña, de Almaviva.

En Puerto Rico estamos acostumbrados a unos sabores específicos por las influencias centenarias de la cocina española, la americana nativa ancestral, y la salpicada con otros países. Todo lo adaptamos a los productos locales y conforme al trópico que nos rige. ¿Con tostones o amarillos? Lo prefiero con mamposteao…no manposteado para pasarse de gourmet.

Desde los mejores chefs locales hasta los cocineros de fondas, y los que nos creemos saber cocinar, la técnica para transformar el producto es importante. El vino lleva esos sabores a un nivel sensorial diferente. La comida lleva el sabor del vino a un nivel más alto, que provoca placer sensorial. Si no pasa, es que por alguna razón se perdió el paso de este bolero, merengue o salsa, dependiendo del ritmo que te guste.

Dicho esto repaso algunos platos que recientemente he probado en diferentes lugares y vinos memorables, que se consiguen en Puerto Rico, y los cómplices: Plato y Vino. Si encuentro una cepa adicional de cannabis para cerrar la experiencia: también la apunto.

Almaviva- Con mis amigas Anita y Yoly, degustamos varios platos del chef Juan Peña. Entre el vacilón de los tiempos de la UPI –UPR-Río Piedras-,recuerdo haber pedido un plato con bacalao, para acompañar un vino de Toro, San Román. Quizás fue lo contrario, porque entre tanto cuento… lo cierto es que la fusión de textura de un vino contundente, con esta tempranillo brava y fuerte, y el bacalao norte muy delicado con hierbas, todavía me impactan la memoria sensorial gustativa. Aquél día, el balance entre opuestos fue un momento zen.

Almaviva, en la Ave. Ashford, es un restaurante sencillamente elegante, y la comida para qué les cuento si tengo fotos de algunos platos oficiales de la nueva propuesta de menú. Para los wine lovers, hay buenos vinos para aventurarse a cambiar las etiquetas de siempre. Esto lo digo, just in case, porque con la aparición de tanta app de cómo disfrutar un vino, mi respuesta más sabia es: aprende más de cepas, sazón, y razón.

© Amanda Díaz de Hoyo and Paquecepas.com, Timetravelslife.com 2018. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Amanda Díaz de Hoyo and Paquecepas.com, Timetravelslife.com with appropriate and specific direction to the original content.

Wine and Weed: Doubts and concerns


Lately, I have encountered so many friends who ask for information about my micro-dosing with medical cannabis. I tell them that everybody is so different and unique that the experience will be as such. It also happens with my wine friends, many who are also using cannabis. There are so many doubts, concerns, not much dealing with a new empowered generation of medical cannabis users.

The other day I was tasting some wines from Hacienda Monasterio, one of the nice wineries from Ribera del Duero. In my notes for the wines, I wrote my favorite strains for each wine. Due to my limitation of knowledge in the cannabis world, I just had a few to compare the wines.

For the Hacienda Monasterio Crianza 2015, a very elegant Crianza that has the heart of the Reserva I chose the Mango Kush strain. The flavors of the terpenes, mainly myrcene, with the hints of tropical fruits took me to the minerals and character of the wine. Great aroma for the wine, which is aged for longer than average crianzas. The Reserva 2014, well balanced, harmonious tempranillo, is dynamic and for me was perfect with the White Candy strain.

I like to see every angle possible, enhance my experience and share it. It´s the great thing about wines, culture and clarity.

For Hacienda Monasterio Selección Especial, I chose a sativa dominant hybrid like Super Silver Haze or Jack Herer. There was something about honey, toast and smokiness behind the wine that took my taste buds to these strains.

I must add, that this enhancement of the wine experience I also find it in other aspects of life. Since I began to walk carefully and methodically on my medical cannabis, my attention span to details have improved in a dramatic way.

It hasn´t been easy. I´m still learning with every step. Perhaps, the most important one is to relearn how to live without all those prejudices and beliefs our so called modern society imposed my generation.

As always, be responsible with yourself, learn about everything you can improve in life, have common sense.

Amanda Díaz de Hoyo

 ©AmandaDíaz de Hoyo and Paquecepas.com,Timetravelslife.com 2018. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to AmandaDíaz de Hoyo and Paquecepas.com,Timetravelslife.comwith appropriate and specific direction to the original content.

Wine and Weed: Chatus and Chile



A Chatus from France and a Camenere from Chile, tastings keep on!

These past weeks, I had been tasting great wines. It all started out with a grape I haven’t tasted before, Chatus. Thanks to my dear friend Mariano Laos, I had the chance to try the Domaine du Grangeon Ardeche 2012. The work of Christopher Reynouard through the vines and wines called my attention because of the intensity of the flavors and aromas of this wine. Chatus is a grape from the region of Ardeche, France on the Auvergne-Rhône-Alpes. Is a red wine, sharp in red hues. Has overripe plums and cherries. Even after 6 years, it’s a wine that can be aged a little to see how it matures in complexity. Because of its intensity in fruity flavors, I know it goes well with Mango Kush strain. Then layers of flavors come out from the wine, fruits, some nuts, and sweet spices. This was a cheerful way to try to review more wines and of course, more of my medical cannabis.

A week after that Chatus, Chilean wines were on my tasting buds. Chilean wines are so dynamic. to try from different grapes and viticultural areas that you have to keep up with them. Rafael Prieto, winemaker, and Jose Ignacio Maturana, from Bodegas TopWinemakers Chile and Multi. They consolidated the grapes from different wineries in one bottle. This is the innovative approach that seems amazing for the taste buds.

Like always happens, after tasting some wines well with there´s one that keeps you wondering. I love that magical moment when there is a complete balance with my the wine acquired terpenes taste. The TW Carmenere 2012, was the wine. It was a very nice, round, medium body wine rich in fruit flavors, modern, with wine that green hints. Eucalyptus and green pepper for me. Perhaps it was the Pyrazine, a terpene you find in wine, is making up for those missing in our diets. For this one, my strain of choice is White Candy. 

That´s why wine and weed go well together. Both are splendid botanical expressions, they complement each other .Or vice versa!

This wine is very particular in expression.

As always, be responsible, use in moderation, and think about possibilities.

 ©AmandaDíaz de Hoyo and Paquecepas.com,Timetravelslife.com 2018. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to AmandaDíaz de Hoyo and Paquecepas.com,Timetravelslife.comwith appropriate and specific direction to the original content.

Wine and Weed: Finca Montepedroso Verdejo plus Jack!


While tasting this Verdejo, I was going back to Rueda in my mind.

It’s so nice to see friends from the wine industry like Diego Martinez Aroca from Spain. He has been with Familia Martinez Bujanda working for over 20 plus years.

I went to a very interesting tasting where all my attention was to a Verdejo wine: Finca Montepedroso 2017. I usually go for the reds, the Garnachas and Tempranillos but in this case…Verdejo. I suppose the name comes from its light green yellowish color. 

Perhaps it took me back to Rueda, in Spain.  Perhaps the soils, the history behind the grape or even the taste of my recent enjoyed Tangie Jack cannabis strain, mingle  here.

The Verdejo, very aromatic, citrus, fennel like wine was served on the perfect temperature for the tropics. Nice for Puerto Rico.

The grape Verdejo came with the Moors to Spain from the North of Africa on the 12th century. On late 19th century, it was almost gone due to the Phylloxera crisis.  Verdejos cultivars were replanted with other grapes like Palomino that were easier to grow.

What I did find out in this Montepedroso 2017 was that it really into the terroir of the D.O. Rueda.  This is not a game of words. Hold it!

It´s just that the amount of Verdejo used to produce this wine is 100%.

I brought a bottle home to try it with two cannabis strains: Tangy Jack and Jack Herer.

I mean, the best medicine for me during this last year is the Cannabis. One of the plus like sides of this medicine is that I can still enjoy wines and other spirits without diminishing its healing power. 

Careful here, I do use everything responsibly. Just, if you´re wondering. There is a common mistake to just think Cannabis patients are stoners. No, we are not.

Image result for tangie jack

 

Tangie Jack and Jack Herer  are relatives in the cannabis family. So both share citrus, pine and a little white spices that enhanced the wine experience in my palate.

The Verdejo turn into a bigger wine after just one hit of Tangie. I just sat back, relaxed and turn all my organoleptic experience to places where I have tasted Verdejo wines. Aromas get more intense after the hit. Where there are good aromas, expect great flavors. This is not 

Though I prefer my sativas for diurnal purposes, in case of tastings, sometimes I alter the use.

Try this very slowly. There is no rush. Be responsible. Keep on learning about yourself!

© Amanda Díaz de Hoyo and Paquecepas.com, Timetravelslife.com 2018. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Amanda Díaz de Hoyo and Paquecepas.com, Timetravelslife.com with appropriate and specific direction to the original content.

Beer, White Candy Hybrid and Microdosing


 

Wine and Weed at Paquecepas

 

shallow focus photography of cannabis plant
Photo by Michael Fischer on Pexels.com

 

I know, I know…it has been a while. Well, I´m trying to finish a book. There are quite a few things going on in my life right now.

If there were no cannabis allowed in my life, things will get very difficult. On a most pleasant way of seen life, today I tried Golden Monkey Beer. It was quite an interesting organoleptic exercise.

After chilling for a while, the beer was ready to serve. On one hand Golden Monkey. On the other. Candy White Strain.

After a sip of Golden Monkey, a very hop forward beer, a black pepper taste, and its aftertaste made me wonder how about pairing it with Thai or Hindu dishes.

The White Candy hybrid, I have used before. The taste of this strain is somewhat fruity going into gummies candies. That is usually how I have perceived it without any wine or another spirit.

 

close up photo of kush on glass container
Photo by Yash Lucid on Pexels.com

After sipping the Golden Monkey and vaporizing some of the White Candy, I really felt the pepper and tingling aftertaste. It was a very interesting adventure. Golden Monkey is not my style of beer for the tropics. It is strong, pungent and for those who like spicy foods, you should try it.

For me, it was really an explosive relationship. After it, I went directly to dark chocolate and cold water.

 

White Candy Hybrid and Microdosing

I have been dealing with the art of microdosing for many months. I have searched all over. I found that to get the right dose who have to study your lifestyle.

Mine has been for the last 3 years a more balanced one. There are no days exactly the same. The microdosing can be different every day. That’s your body to decide. If there is some pain, anxiety, I know I need to change my respiration, organized my thoughts and take control of my impulse of having a couple of pills from some over the counter drug.

After that, I will do my vaping, 3 times a day or as needed. At last, I think I got a nice balance on my microdosing.

Some of my cannabis strains are Super Silver Haze a Sativa dominant strain during the morning. If needed, in the afternoon I do some Mango Kush or Tangie Jack. White Candy Hybrid in controlled vapes is working fine at night for me.

Everybody is different and unique so there is no standard measure for this. Use cannabis, wine, and food, responsibly. Listen to your body and be happy. Enjoy life as much as I do.

© Amanda Díaz de Hoyo and Paquecepas.com, Timetravelslife.com 2018. Unauthorized use and/or duplication of this material without express and written permission from this site’s author and/or owner is strictly prohibited. Excerpts and links may be used, provided that full and clear credit is given to Amanda Díaz de Hoyo and Paquecepas.com, Timetravelslife.com with appropriate and specific direction to the original content.