Catena Zapata y sus Vinos de Altura


English Version included.

 

 

white Bones 2013

Una expresión soberbia del Chardonnay.

Por: Amanda Díaz de Hoyo

Mencionar Catena Zapata es llamar a Argentina casi a pulmón.  Sabemos de la gesta de esta bodega de familia que tiene vinos para todos los gustos y presupuestos, pero nos maravilla su constante innovación para hacer de los vinos que produce algo más allá de la copa. Esas técnicas innovadoras, el estudio contínuo y la filosofía francesa del terroir puesta en práctica allá en Mendoza muestran lo que es capaz de hacer un equipo enológico de primer orden: vinos que compitan con los más grandes del mundo.

Así, pensando en este reto tuve la oportunidad de probar vinos de Catena Zapata de alt agama, uno de ellos el White Bones añada 2013, proveniente del viñedo Adrianna. Se trata de un Chardonnay bien equilibrado, armonioso, con estupenda nariz de frutas y flores, muy redondo y con un punto de ácidez bien controlado.  Luego pasamos al Nicasia vineyard 2012 y al Malbec Argentino añada 2012. Aquí me detengo, pues entre el Nicasia y el Malbec Argentino, la diferencia mayor es que la fermentación del primero es de unos 15 días y la del Segundo, va entre los 30 a 32 días. La otra es el terroir y su composición. Esto se nota en la copa.  Pasamos al Mundus Bacillus Terrae 2011 y yo asustada porque el orden de los vinos no era lógico ya que después vendría el Fortuna Terrae 2012 para finalizar con el Nicolas Catena Zapata 2010. Eso de 11 primero que el 12, jum me puso a pensar. Una vez degustados los vinos, felicité al sumiller Eduardo Dumont, de Méndez y Compañía, por la colocación de los vinos en ese orden peculiar, para destacar la potencia y la expresión de ese Fortuna Terrae 2012, que parece un vino de más tiempo  del que tiene en etiqueta, pues resulta elegante, fino, con taninos sedosos pero presentes y un post gusto limpio. Claro, el Nicolás Catena Zapata 2010, ese coupage de Malbec y Cabernet Sauvignon, ya con 7 años de evolución, me pareció el mejor de la tarde por su elegancia y armonía. Eso sí, no puedo dejar de pensar en la expresión del White Bones 2013.

Hay buenas excusas para volver a probar los vinos de Catena Zapata.

Pueden acceder a https://www.youtube.com/watch?v=W-WDlMtbajc.

 

Los grandes Catena 1

Catena Zapata and its High End Wines

By: Amanda Díaz de Hoyo

To say Catena Zapata is to call Argentina out loud. We know of the deeds of this family owned winery  that have wines for all tastes and budgets, but marvel us its constant innovation to make wines which produces something beyond the wine glass. The Catena Zapata winemaking team, with innovative techniques, continuous studies and using the French philosophy for the terroir is capable of producing wines that can compete with the best of the world. Thinking about this challenge, I had the opportunity to taste high end Catena Zapata wines, one of them  was the White Bones add 2013, from Adrianna vineyard. It is a balanced, harmonious Chardonnay, with superb  nose of fruits and flowers, very round and with controlled point acidity. Then there were Nicasia vineyard 2012 and Argentine Malbec, also 2012. I  have to stop here, because between the Nicasia and Argentine Malbec, the biggest difference is that  fermentation  of the first one is about 15 days and that of the second is between 30 to 32 days. Another difference is in the terroir and its composition. This is obvious by tasting them.  Then came the  Mundus Bacillus Terrae 2011 and got I scared because the order of the wines did not seem logical to me since after it we will taste the Fortune Terrae 2012 and at the end there was Nicolas Catena Zapata 2010. That 11 of the 12 first, hum  that got me thinking.

Once I tasted the wines, I congratulated the sommelier Eduardo Dumont, from Méndez and Company, for choosing that order the wines  to highlight the power and the expression of that Fortune Terrae 2012, which seems an older wine because it is elegant, fine, silky with good tannins and a clean aftertaste.  It is clear, the Nicolas Catena Zapata 2010, that blend of Malbec and Cabernet Sauvignon, with 7 years of evolution, seemed to me the best of the afternoon for its elegance and harmony. But wait, I can´t  stop thinking of the beautiful  White Bones 2013.

There are good excuses to taste again the Catena Zapata wines. Check our video https://www.youtube.com/watch?v=W-WDlMtbajc.

Paquecepas by Amanda Diaz de Hoyo is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License

De Champagne, sin burbujas


Por: Amanda Díaz de Hoyo

Pensarán que hay un error en este  título, pues Champagne es el nombre de la zona productora del vino francés más famoso del mundo. Me gusta usar el nombre en francés, solo porque sí. Champgane y Cognac tienen similitudes, ambos nombres se le dan a espíritus. Además existe el suelo llamado champagne, compuesto de barro,  y tiza fina de la época cretácea en la superficie, mientras que más profundo, la piedra caliza excede el 60% en algunos lugares. El barro Montmorillonite también está en este suelo magnífico y le prove la capacidad de retener agua, en el subsuelo, lo que permite que funcione a manera de esponja y hace posible que ascienda el agua, poco a poco, en  verano, cuando aumenta  la sequía.

 

hine1

¿Por qué esta explicación si vamos a hablar de cognac? Todo empieza en la maravilla de suelo, que permite que crezcan las cepas Ugni Blanc, Colombard, Folle Blanche y Blanc Ramé, para producir en la apelació de origen controlada o AOC, por sus siglas, este espíritu, una variedad de brandy, que viene de la zona de Charente y Charente- Maritime, en Francia.

El cognac se destila 2 veces en alambiques de cobre y se añeja, por lo menos 2 años, en barricas de roble francés procedentes de Limousin.  En la elaboración del Hine, el cognac que tuvimos la oportunidad de probar tanto solo como en un coctel, y con comida que resaltaba los sabores del trópico –como las  chinas mandarinas, las nevo y las Valencia, los chayotes y hasta cerdo con algo de chocolate— apreciamos los matices que puede ofrecer, tanto como aperitif y como digestif.

En ocasión del relanzamiento en Puerto Rico de Hine, casa que se fundó en el 1763, pero los datos de la familia nos llevan al 1550,  se presentaron 3, el H by Hine, el Hine Rare VSOP y el Antique XO.

El primero es ligero, con notas de frutas cítricas y postgusto agradable. El segundo, ya muestra más cuerpo y tonos de caramelo mientras que el tercero, lleva especias blancas y tostados.  Todos muy elegantes, y su suavidad es ascendente.

Adentrarme y repasar el cognac es rebuscar en la historia del paladar, los referentes y anotar a Hine como uno de ellos.

Pueden acceder el vídeo en http://www.magisto.com/video/YEQEJkNXBCw-WQdgCzE.

 

From Champagne, without the Bubbles

You will think that there is an error in this title, because Champagne is the name of the production zone  of the most famous French wine of the world. I like to use the name in French, just because I like it. Champagne and Cognac have similarities, both names are given to spirits. In addition there is the soil called champagne, composed of clay, and fine chalk from the Cretaceous period on the surface, while deeper, the limestone exceeds 60% in some places. The Montmorillonite clay is also in this magnificent soil and provides the capacity to retain water in the subsoil, which allows it to function as a sponge and makes it possible to ascend water, slowly in summer, when drought increases.

Why  all this explanation if we are going to talk about cognac? Everything begins in this wonderful soil, which allows grape varietals like the Ugni Blanc, Colombard, Folle Blanche and Blanc Ramé to beautifully grow for the production of cognac, a sort of brandy, in the Appellation of Origin Controlled or AOC, by its acronym, at Charente and Charente-Maritime, in France.

The cognac is distilled twice in copper stills and aged for at least 2 years in French oak barrels from Limousin. In the elaboration of Hine, the cognac we tasted first in a cocktail and later straight up, and with food that highlighted the flavors of the tropics – such as mandarins, navel and Valencia oranges, chayotes and even pork with some chocolate – we appreciate the nuances cognac can offer, both as aperitif and as digestif.

On the relaunch in Puerto Rico of Hine, maison that was founded in 1763, but the data of the family takes us to the 1550, they presented 3 cognacs: the H by Hine, the Hine Rare VSOP and the Antique XO.

The first one was light, with notes of citrus fruits and pleasant after taste. The second one, has more complexity and body, and flavors of caramel, while the third,  expresses sweet spices and toffee. They are all elegant, and their softness is upward.

Entering and reviewing the cognac is to delve into the history of the palate, the previous references and from now on, acknowledge the elegance of Hine among them.

Access video at http://www.magisto.com/video/YEQEJkNXBCw-WQdgCzE.

Paquecepas by Amanda Diaz de Hoyo is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License

Un UALABI en el Súper Bowl 2017


 

Por: Amanda Díaz de Hoyo

Que un ualabí sea el protagonista del vino en un anuncio en el Súper Bowl, no es solo raro sino que adentra el mundo del vino en lo que hasta entonces era campo de ventaja para las cervezas.

Es que por primera vez en décadas, el vino se anuncia como parte de los comerciales que verán millones de personas, al apreciar el Súper Bowl de este año.

Según publicó Tracy Byrnes, en bottlenotes.com,  los vinos Yellow Tail, de Casella Family Brands, que llegaron a Puerto Rico hace tiempo de la mano de Plaza Cellars, y que son realmente económicos,  hacen su entrada en la pantalla chica mediante comerciales en donde aparece el simpático ualabí, un marsupial que ha hecho de las etiquetas del vino que lleva el nombre de una de las especies de estos, el de rabo amarillo.

Es más, Yellow Tail produce 19 vinos diferentes, cada uno con su color particular en la etiqueta y realmente se consiguen por precios muy cómodos. En Puerto Rico se consiguen en supermercados  y otros comercios.

Eso de que adquieran por 30 segundos de espacio comercial  en el Súper Bowl significa que este renglón de vinos económicos se mantiene de manera exitosa entre los consumidores. Esto si consideramos que les cuesta unos $5 millones.  Ya sea con alitas de pollo, celery o doritos con queso, la cerveza tradicional del futbol americano tiene un competidor: el vino.

Digo, yo me  tomo el vino, con  Súper Bowl o sin él.

Gracias al santísimo internet por las imágenes.
Paquecepas by Amanda Diaz de Hoyo is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License

Un paseo por Islote


 

 

img_5264

Emblemático vigilante costero. ADH.

 

Por: Amanda Díaz de Hoyo

 

Desde hacía unas cuantas semanas quería ir a Salitre, Mesón Costero, que tiene una vista privilegiada del mar bravío de la costa de Arecibo. Así que emprendimos marcha para degustar par de platillos: pulpo a la brasa con majado de viandas y asopa´o de pulpo. El primero estaba de show, con buena textura, cocción idónea y el majado, una mezcla de yautías con malanga. El segundo llegó en buena porción, acompañados de una ración de tostones. De este último, no quedó solo el recuerdo.

img_1024

El mojito del que les cuento. ADH.

¿Y los vinos? Pues, en esta ocasión optamos por cervezas frías y mojito al estilo Salitre, que lleva cava en vez de agua carbonatada. Desde la primera vez que lo probé, quedé entusiasmada con esta alquimia. Menos dulce y más frutada…nice.

Una anécdota adicional de este restaurante: allí, la primera vez que estuve con mi amiga Brenda Lugo, probé la versión orgánica de Freixenet, la conocida cava.  Para quienes crean que hay cambios grandes en sabor y textura, no existen. Sigue siendo el cava de siempre con un manejo cuidadoso y responsable de los viñedos y todo el proceso, cosa de mantener el respeto por el entorno.

Eso sí, aún no tengo claro si estará disponible la versión orgánica en El Hórreo de V. Suárez. Ya veremos. El vídeo de este blog lo pueden acceder en http://www.magisto.com/video/KUZCOFAVHm05XBJgCzE.

 

Hasta la próxima, y espero que el formato les guste. Un abrazo.
Paquecepas by Amanda Diaz de Hoyo is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License

 

Cata deliciosa con corte francés


20160906_153706_hdr

Así esperaban los vinos, elegantemente ocultos.

Por:  Amanda Díaz de Hoyo

Estos meses han sido bien activos, llenos de retos, muchos de ellos cumplidos, planes para el año entrante, y entrevistas a todo tren. Por eso, he estado un poco alejada de mi blog, porque crean o no, el tiempo es de otros, y no necesariamente de uno. Sin embargo cosas que quiero compartir con ustedes, como la grata visita de los amigos de  APVSA, siglas de la Asociación para la Promoción de Vinos y Espíritus en América del Norte, que preside el amigo Pasca Fernand, y que por segundo año consecutivo presenta vinos que aún no están en el mercado local para posibles distribuidores. Con Pascal, hicimos una cata –a ciegas y como debe ser—para escoger el mejor de un grupo de vinos franceses. Solo sé que escogí  los que más me agradaron y que aportaran las características de la cepa y del terroir.

Veamos cuáles fueron y su por qué:

20160906_161218_hdr

           El Chablis del 2015 de Raoul Gautherin et Fils.

El primero fue un Chablis de la bodega de Raoul Gautherin, que de entrada hizo grata impresión en paladar. Elaborado con uvas de altísima calidad, de manera artesanal y muy tradicional, lleva la expresión de lo que es este vino con notas de un trabajo bien hecho. Como saben, el Chablis es un vino reconocido en todo el mundo, que se elabora con la versión más pura de la cepa Chardonnay, allá en Borgoña.  Proviene de una villa del mismo nombre que cuenta con 2500 habitantes. Este en particular, es seco pero rico en frutas y estructuras, con notas minerales, algunas cremosas y hasta notas de albaricoque y  alguna que otra frambuesa, rico para tomarse así joven como fue la añada degustada, en este caso la 2015.

20160906_160020_hdr

                                              Delicioso el  Châteneuf du  Pape Domaine de Fussat 2011.

En materia de tintos, el Châteneuf du  Pape Domaine de Fussat 2011, representó el potencial de este vino elaborado con las cepas clásicas de la apelación.  Es un coupage, en el que participan dos o más de las cepas del sur del Ródano: Garnacha, Syrah, Mourvedre, Cinsault, y puede llevar Muscardin, Counoise, Clairette, Bourboulenc, Picpoul, Roussanne, Terret Noir,  Picardan o Vaccarese. Con tanta uva, pero mayormente las primeras, se obtiene un vino de personalidad, tan es así que es reconocido en el mundo entero. En el caso de este Domaine de Fussat 2011, se conjugan muy bien la fruta y el punto de acidez, para mostrar buenos taninos y un paso por boca medianamente estructurado. Es un vino muy clásico que se redefine en la modernidad.

20160906_154637_hdr

Intenso el  Château Corbin Michotte 2009.

El tercero de los vinos fue el Château Corbin Michotte 2009, con un color intenso, es de cuerpo medio y buena expresión aromática. Las frutas afloran en nariz dejando ver la ciruela madura, con toques de anís y cacao. Tiene buenos taninos y la acidez es muy agradable. De hecho, en Burdeos la añada 2009 se considera estupenda, pero en la zona de Saint Emilion, de dónde procede este vino, elaborado con el coupage clásico de Cabernet Sauvignon, Merlot y Cabernet Franc –con Petit Verdot y Malbec para respaldar las propuestas—no todos alcanzaron la consistencia que marcaba la añada.

De todos modos, este vino representa una gran oportunidad en relación precio calidad cuando se trata de vinos de esta zona. Completamente amigable desde mi perspectiva.

Para los interesados en ver qué vinos mercadea APVSA, pueden obtener información adicional mediante su página cibernética: apvsa.ca. Pueden ver sus vídeos en: la Drink Culture TV.

Derechos reservados ©2013-2016 Paquecepas.
Paquecepas by Amanda Diaz de Hoyo is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License.

Acomodando Vinos en Casa


 

20161002_152432_hdr-1
Una de las alternativas para nuestro espacio está en las cavas tipo nevera.

Por: Amanda Díaz de Hoyo

 Cuando la afición al vino significa sacrificar espacio en la nevera de la casa para acomodar las botellas, y dejar los vegetales y las frutas a merced de los cambios de temperatura del cierra y abre del refrigerador, tenemos un problema serio.

En casa, teníamos una cava que considerábamos cómoda, para algo así como 36 botellas. Pero qué va, con el tiempo se llenó y las nuevas botellas adquiridas fueron emigrando a la nevera de la cocina, como si nos fuéramos a tomar los vinos rápido luego de colocarlos.

En algún momento pensamos hacer una cava en el área de un clóset, añadir los elementos básicos como estantes, sistema de refrigeración, iluminación, controles de humedad, pero en lo que pensamos y sacamos los números de cuánto saldría, decidimos que nuestras prioridades estaban en otras cosas.

Por esas casualidades, un día mientras íbamos de shopping vimos una vinera con cabida para 155 botellas.  Vimos, literalmente el cielo abierto, pues con ella se resolvería la sobrepoblación de botellas en las dos neveras y, por fin, despejaríamos la gaveta de frutas y vegetales para darle paso a lo que se supone que allí esté, no media caja de botellas de un vino y tres de otro.

Antes de decidir si quieres hacer una inversión como esta, saca números y mira cuántas botellas tienes, cuál es tu consumo y si tienes  planes de convertirte en coleccionista de vinos. A decir verdad, tenemos unos de copeo de lo más aquél y otros para ocasiones especiales.

Si crees que no vas a tener muchas botellas, puedes optar por las cavas que se acomodan bajo los estantes de la cocina. Estas pueden ser de gran ayuda.

En casa, preferimos tener las dos cavas porque evidentemente seguiremos con esto de los vinos por buen rato, ya que los comento en este blog y en otros escritos.

Toma en cuenta el área donde la vas a colocar. Acá en el trópico, prefiere que esté en una zona donde no le dé luz solar a la pared porque el cemento  concentra demasiado calor. Además, que haya circulación de aire, pues los motores de estas neveras emiten calor.  Prefiere un área donde el piso sea parejo cosa de que no haya desniveles.

Al decidir por una nevera de vinos, verifica que puedas acomodar tanto los tintos como los blancos. A pesar de que seas un tinto freak, siempre un blanco viene bien y viceversa.

Las de doble profundidad permiten mejor acomodo y si tienes varias botellas del mismo vino, coloca unas adelantes –que posiblemente te las tomarás—y ve dando rotación a las demás.

20161002_162329_hdr
Vinos en espera de mudanza, de una nevera a una cava.

¿Qué vinos van acostados y cuáles van parados? Los champanes y espumosos pueden ir de pie, de lo más bien y se benefician de esta posición.  Los vinos fortificados también menos los oportos Vintage cosa de disminuir cambios en el sedimento.

Prefiere una cava que se amolde a la decoración del área, máxime cuando se trata de incorporarla a una zona común de la casa. Ese es nuestro caso.

Si crees que no tienes espacio suficiente para tus vinos, entonces opta por la opción de almacenaje en bodegas privadas. Shop around y luego decide.

 
Paquecepas by Amanda Diaz de Hoyo is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License

 

Vinos Rosados, Zika y Gin


Por: Amanda Díaz de Hoyo

Desde hace unos días estaba por comentar un vino que a la verdad que se las trae. Estaba probando prospectos para mi columna de vinos en la revista Imagen cuando me topo con este vino, un coupage de Pinot Noir, Merlot y Cabernet Sauvignon tiene muchos matices que se van abriendo mientras evoluciona en copa. En un mundo donde proliferaron los rosados insípidos en un momento dado, se está retomando la seriedad de un vino que puede posicionarse muy bien ante las variantes gastronómicas. El Heidi Schrock Rosé Biscaya viene de Austria, de la zona de Burgenland, y tiene mucha fruta roja tanto en nariz como en boca. Ciertamente, se aprecian en paladar las notas de fresas, cerezas y frambuesas. Su color es más intenso que otros rosados lo que refleja personalidad y carácter. Solo tiene un problema, hay que comprar varias botellas para tener pretexto de tomarlo cómodamente, una y otra vez.

Rosé Biscaya de Heidi Schrock.
Rosé Biscaya de Heidi Schrock.

Después de este suculento vino, llegó otro que como rosado me parece genial y serio. Esta vez de las bodegas riojanas Sierra Cantabria. De color mucho más pálido que el austriaco, lleva un coupage de Tempranillo, Garnacha y Viura. No falla al ser del clan de Sierra Cantabria, cuyos vinos, elaborados por el enólogo Marcos Eguren, siempre se presentan consistentes, aún en las añadas más difíciles. Este rosado se amolda bien a una tabla de cortes fríos, comida peruana que tanto está en moda, en especial ceviche bien hecho.

Rosé de Sierra Cantabria
Rosé de Sierra Cantabria

Para culminar, entre vinos y zika –sí me dio esa enfermedad que no se la deseo a nadie por el intenso picor que causa, entre otras dolamas—recordé los buenos consejos de mi madre y de mi abuela, lo mejor para curarte es un buen asopado de pollo hecho en casa. Claro, a eso le sumé un Gin & Tonic en el bar del hermoso hotel boutique Decanter, justo al lado de la Catedral del Viejo San Juan. Una grata virtud que tiene es  la fabulosa cocina de L´Osteria, con excelentes platos. Con la magia del coctel pude pasar mejor el resto de una tarde en la que trataba de imaginarme la suerte que corrió el mosquito que me picó.

20160503_195242

Remedio Santo contra las Dolamas.

Paquecepas by Amanda Diaz de Hoyo is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License

Los highlights de mi verano Parte 2


Refrescante mojito de Asere.
Refrescante mojito de Asere.

Por: Amanda Díaz de Hoyo

Esto de vivir en una isla rodeada de agua en medio del trópico parece idílico. Claro, siempre y cuando estés de vacaciones en la playa…para olvidarte de los problemas cotidianos que espantan la alegría. Este verano ha sido casi bueno, el casi es por la falta de agua en los grifos ya que el Caribe ha estado sumido en una sequía extraña y el bueno, porque hemos tenido momentos gratificantes.

 

Preparando el mojito.
Preparando el mojito.

Ha habido renovaciones de espíritu y materia, como las que sucedieron en el restaurante cubano Asere, que tiene un encanto especial para mí, pues donde está ubicado, en un tiempo era la casa de mi marido. Hoy día, habiéndose transformado la Placita de Santurce, de un área de residencias y comercios, a un algo así como un pellizquito de la calle Laurel de Logroño, donde se tapea y bebe para pasarla bien,  ya es todo un referente tanto para consumidores locales e internacionales. Allí, en una esquina está el restaurante de comida cubana con un aire sofisticado pero criollo, con las vivencias del chef Gabriel Mariño traducidas a los platos que presenta. Entre el nuevo aire cubano de la cocina de Mariño, encontramos un carpaccio de jamón excelente, un pulpo a la brasa que merece probarse más de una vez, y un sándwich cubano que en la jerga del presente, sería una experiencia épica, no por tamaño sino por calidad de productos. El jamón del carpaccio, se cura en el restaurante, el pan del sándwich se hornea en el lugar, y si faltara algún producto, solo con cruzar la calle, se encuentra. Del bar: of course, mojito y los cocteles clásicos pero con clase. Hay que regresar a Asere, palabra coloquial cubana que equivale al pana boricua, algo así como bro o homie.

Interpretación del carpaccio al estilo Asere.
Interpretación del carpaccio al estilo Asere.

Con los aires calientes de este verano, nada mejor que un chapuzón en una piscina. Eso lo hemos hecho varias veces pero en la recientemente estrenada piscina del hotel  Marriott´s San Juan,  toda la familia se divirtió de lo lindo. Y si creían que no me iba a lanzar por la chorrera, se equivocaron.  Lo hice para luego deleitarme con los ricos gelatos de Gelato & Co., u nuevo rincón que se abre en los predios de la hospedería pero estratégicamente localizado mirando a la avenida Ashford. Un must taste es el de mascarpone con merenguitos.  Hay sabores para todos los gustos.

Gelato & Co. es el lugar para probar nuevos sabores.
Gelato & Co. es el lugar para probar nuevos sabores.

Los nuevos colores del  Café Tropical en el  Courtyard Marriott de Isla Verde armonizan perfectamente con los acertados sabores que el chef Ricky Rivera, y su equipo de trabajo, han desarrollado para dar un toque más criollo a la oferta que presentan a los comensales. En un chef table celebrado recientemente pudimos constatar que los ingredientes frescos y locales están tomando mayor presencia en  la culinaria turística. Su interpretación de la carne de cerdo frita, sobre arroz mampostea´o, y los mofonguitos rellenos de pollo y mariscos, dan un ejemplo de la comida confort de nuestra Antilla.

Mesa de prensa en Café Tropical del Courrtyard.
Mesa de prensa en Café Tropical del Courrtyard de Isla Verde.

Los rumbos del verano, me llevaron a tomar un curso de mixología con Disaronno y me atreví a preparar par de cocteles con este licor que se reconoce muy bien por su hermosa botella cuadrada. La misma  marcó la identidad del licor de almendras al estilo amaretto, en 1942 pues antes era circular. De hecho, luego de intentar hacer los cocteles, pasé al evento Disaronno Terrace en La Concha, donde la pasamos de show en una noche de verano.

El nuevo salón de Nick André.
El nuevo salón de Nick André en Santurce.

A la verdad que el reconocido estilista puertorriqueño Nick André,  quien estrenara en la zona de Santurce su nuevo salón de belleza, está dando cátedra a empresarios locales porque en este entorno urbano, donde existen verdaderas joyas de la arquitectura sanjuanera y santurcina –muchas en desuso y abandonadas—retoma el control del empresarismo para darle un aire de sofisticación. Santurce, de la mano de empresarios y visionarios como Nick André, poco a poco se levanta por sectores. Me parece encomiable la lección que une belleza, empresa y urbanidad en un aire social y relajado.

Cuvée es toda una experiencia sensorial.
Cuvée es toda una experiencia sensorial.

Y hablando de mejorar la calidad de vida, estuve por Cuvée, un salón distinto, para refrescar el alma y el cuerpo. Es un spa en todo el sentido de la palabra, donde desde una genial manicura o pedicura con los productos de la línea francesa Caudelie, y los tratamientos para mejorar condiciones dentro del marco de la medicina natural, son un viaje a mejorar el ser. Los productos Caudelie provienen del corazón de los viñedos en Burdeos. Ricos, libres de parabenos, tonifican la piel, brindando la pureza de la vinoterapia. Acompañados por una copa de vino, mi cuerpo reaccionó regio al tratamiento de manos y pies, y claro, no podía faltar la experiencia de una ingesta de resveratrol de la mejor manera, una copa de tinto. Cuvée tiene su espacio en Guaynabo, en la zona de Villa Caparra. Otro de mis queridos highlights de este verano.
Paquecepas by Amanda Diaz de Hoyo is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License.

Los Highligths de mi verano Parte 1


Una de las opciones saludables de desayuno en Red Mango es la avena.
Una de las opciones saludables de desayuno en Red Mango es la avena.

Por: Amanda Díaz de Hoyo

Ya sé cómo se sienten las viñas cuando están en estrés hídrico, con la desesperación de que el agua es bien limitada y nos hace una falta increíble para sobrevivir, particularmente el verano. Si eres del trópico como yo, y del Caribe, más aún, sabes que estamos pasando las de Caín con esto de la falta del agua. No somos los únicos, también pasa en otras partes del planeta, y todavía hay quien dice que no existe el calentamiento global.  La falta de agua es culpa nuestra pero eso es tema de otro blog. A parte de este inconveniente, y de los problemas fiscales locales e internacionales, mi mejor refugio ha estado en los pequeños placeres  que la vida trae: la playa, los vinos, la familia, los amigos, los espíritus, y más vino.

Claro, que con la influencia de Baco todo se pasa mejorcito. Al menos se nos olvida un poco ese estrés cotidiano. Este verano va, so far so good, quizás porque es tiempo de andar disfrutando del mar a cada rato.

Recapitulo entre una cosa y otra lo mejor de esta parte de mi verano. Desde desayunar en Red Mango, uno de mis lugares favoritos de almuerzo saludable y de yogur con frutas –con todo en balance– pasando por la celebración de los 3 años de la revista Buena Mesa, una asignación en Casa de Campo, y eventos de vinos, l icores y cerveza, sé que esto no termina, sino que se toma un break en julio. Eso sí todo matizado con mis frecuentes visitas a la playa, como buena puertorriqueña.

Con frecuencia me preguntan  ¿cómo evaluar los vinos y la gastronomía? Para comer bien, tengo que haber comido mal, para beber bien tengo que haber bebido mal, a esto se le otorga el estudio minucioso de los detalles, y la experiencia en la agricultura como extensionista del Colegio de Ciencias Agrícolas de la UPR, Mayagüez.

Manuel Esteban Martín, de la bodega Montebaco, chef Lorraine Colón, y Jeremy Dávila Hoyo.
Manuel Esteban Martín, de la bodega Montebaco, chef Lorraine Colón, y Jeremy Dávila Hoyo.

Aclarado este punto porque la vida de una bloguera es así como la de un saltimbanqui.

Vamos, que entre vivir la  percepción de la nueva agricultura local, que bauticé como los noveaux jibaros,  y de la que me creo parte aunque sea por lo que planto en tiestos, hasta la mejor mesa, hay que aprender de todo en esta vida.

Entre una cosa y otra, estuve compartiendo con  Manuel Esteban Martín, de la bodega  MonteBaco, con quien compartí el Semele 2005 y el 2012,  un coupage de tempranillo con merlot de lo más interesante, que me pareció buena calidad por precio, por ser expresivo y rítmico para los nuevos consumidores. Ya conocía los Montebaco, porque  los compro desde hace un tiempo pero llegar al Semele, que se llama así en honor a la madre de Baco, me deja ver la expresión de la uva en manos de un enólogo creativo como César Muñoz.  En esa ocasión los dos Montebaco degustados fueron de la misma añada,  2010 con la salvedad de que el Vendimia Seleccionada pasa por un proceso de escogido en tema de viñedo y barricas. Son buenos vinos para el precio y mejores cuando se combinan con los platos de la chef y amiga Lorraine Colón.

Semele 2012, un vino dinámico.
Semele 2012, un vino dinámico.

Otro de mis querendones, de valor por precio, se rejuveneció con la nueva etiqueta: el Undurraga. Entonces, de una etiqueta que evocaba pasado, lleva otra que se dirige a la marca y a la persona que la compra: U. Very nice work.

Entre vinos y cenas tomamos otras cosas, una de mis favoritas es el agua San Pellegrino, con frutas como el limón, la china roja siciliana –lo aclaro porque la blood orange de por acá que he probado es más agria que una garata en el Capitolio—la toronja, la clementina –híbrido de mandarina con naranja agria—y la de china con granada. Todas representan opciones no sólo para la coctelería sino para cuando uno no puede o quiere ingerir bebidas alcohólicas en una actividad.

Son varias las propuestas de sabor de la exquisita agua San Pellegrino.
Son varias las propuestas de sabor de la exquisita agua San Pellegrino.

Estuve jangueando en el evento de Segura Viudas Pop, que quedó sencillamente espectacular y en el que con el cava de esta casa, se presentan diferentes maneras de servirlo en cocteles de verano. Playful pero lo prefiero solito.

La autora de este blog admira una de las obras presentadas en el evento Segura Viudas Pop en San Juan.
La autora de este blog admira una de las obras presentadas en el evento Segura Viudas Pop en San Juan.

Como cierre, les tengo que recomendar La Parrilla en Luquillo. Lo que antes eran unos kioscos, ahora se ha convertido en un hervidero de aromas, unos buenos y otros cuestionables, colores y música que va desde bachata y reguetón –which I hate—hasta Lounge. Allí, en el primer espacio está La Parrilla, que sigue siendo mi lugar favorito para comer pulpo en ensalada al estilo puertorro. Eso sí, tienen que ir con paciencia porque esto es para disfrutar y se llena el cómodo local.

Ensalada de pulpo con tostones al estilo La Parrilla, Luquillo.
Ensalada de pulpo con tostones al estilo La Parrilla, Luquillo.

Se me acaba el espacio y todavía no término…pronto vendrá la parte 2.
Paquecepas by Amanda Diaz de Hoyo is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License

La vida según Ruinart


 

 

Macaron, Créme Brulee de lavanda y un cannelle, de la chef Lorraine Colón.
Macaron, Créme Brulee de lavanda y un cannelle, de la chef Lorraine Colón.

Por: Amanda Díaz de Hoyo

Eso de que nos visite un chef de caves de una bodega es raro, rarísimo. No es lo mismo sacarlo de su entorno y meterlo en el Caribe sofocante, en Puerto Rico para que explique un poco su trabajo y la misión de la casa que representa. Precisamente eso hizo hace poco Frédéric Panaïotis, Chef de Caves de Ruinart, quien tuvo la gentileza de compartir con nosotros no solo su amplio conocimiento sino la dirección de una cata que se combinó con la exquisita comida de la chef  Lorraine Colón.

Degustamos cinco champanes: R de Ruinart, Ruinar Blanc de Blancs, Rosé, Dom Ruinart Blanc de Blancs 2004 y Dom Ruinart Rosé 2002. En cada uno se valida la teoría de Frédéric, que no discuto porque es la precisa, de los componentes de un gran champán: tiempo, tierra y uvas. Son buenos champanes pero hay que ser justos en la apreciación. El R, es un non vintage agradable, bien para comenzar una conversación, con la mezcla clásica de uvas: chardonnay, pinot noir y pinot meunier. Para mí, los fuertes de la casa champanera son los vintages. Claro, solo se hacen en años extraordinarios. Por ello el Dom Ruinart Blanc de Blancs 2004 y el Dom Ruinart Rosé 2002, presentan la expresión de un terroir bien definido.

Comencemos con el Dom Ruinart Blanc de Blancs 2004. La sequía del año anterior, el 2003, fue bastante seria por lo que los niveles de agua en el subsuelo eran bastante bajos en el 2004. En palabras sencillitas, las uvas estaban en estrés todavía pero ya en agosto con algo de precipitación se recuperaron para producir frutas geniales de óptima calidad. De ahí encontramos que este vino expresa la chardonnay de alta expresión.

 

El Ruinart rosé 2002 es un vintage fenomenal.
El Ruinart rosé 2002 es un vintage fenomenal.

En el caso del Dom Ruinart 2002, en el que se utiliza la chardonnay con un por ciento de pinot noir, la añada 2002 –justo en medio de dos incómodas  como la 01con mucha lluvia, y la 03 con falta de ella—fue perfecta para la apelación. Aclaro que la mano y el conocimiento del hombre y la mujer de la tierra, los enólogos y enólogas, y los maestros hacen que el producto final sea el justo por un esfuerzo  que pocos comprenden, junto con todo lo demás permiten que nos llegue a la copa la calidad que buscan.

Conversando con Frédéric me di cuenta que Ruinart no es un champán para entenderse rápido, que no hay fórmulas mágicas y menos, que se debe tomar con prisa. No tiene prisa un espíritu que se regodea en copa y se amolda al paladar. La vida después de todo es según la dicte Ruinart en la copa.

Disfruta una copa y relax con el video de Paquecepas en You Tube…https://www.youtube.com/watch?v=2nEqR0kZ54A.
Paquecepas by Amanda Diaz de Hoyo is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License.